Globo aerostatico creativo

El Manifesto Mellow

Los avances en la era moderna de la medicina han permitido el gran logro de la expansión del horizonte de vida con las personas. Vivimos más; pero el costo ha sido el de hacerlo padeciendo enfermedades crónicas. El reto permanece de lograr una adecuada calidad de vida durante los años que hemos ganado. América es una de las regiones con mayor prevalencia de factores de riesgo para enfermedades no transmisibles (ENT) en el mundo. Más del 59% de la población que vive en nuestra región tiene sobrepeso u obesidad, con tasas por encima del doble en comparación con el promedio a nivel mundial, lo que nos coloca como la región con mayor obesidad. Asimismo, nuestra región es la segunda con mayor consumo de alcohol per cápita, superada solamente por Europa. En este mismo sentido, la actividad física insuficiente, los altos niveles de colesterol, de consumo de tabaco y de presión sanguínea son también factores de riesgo con alta prevalencia en nuestra región.

Más allá del peso en la morbi-mortalidad de las enfermedades no transmisibles, poco a poco hemos ido identificando que el problema fundamental yace en la dinámica e ideología de lo que hoy de forma colectiva llamamos ‘Sistemas de Salud’: se trata de sistemas reactivos y no proactivos, desalineado de una verdadera visión de preservar la salud, trabajando con los ojos vendados hacia la enfermedad, hacia el pathos, el sufrimiento. Nuestros sistemas de salud, son más bien sistemas de gestión de enfermedades  edificados sobre  maquinarias y burocracias enormes, costosas e ineficientes.

Estamos desmoronando el medio ambiente a la par de una urbanización acelerada, hay una desigualdad económica creciendo a la par de que es más barato comprar comida ultra procesada que saludable, poca atención a los adultos mayores, los accesos a servicios de salud cada vez son menores y el gasto de bolsillo como pacientes cada vez es mayor, esto ya no puede seguir así. Los pacientes, incluyendo los profesionales de salud -todos- merecemos algo mejor.

Hoy debemos ir hacia la salutogénesis, no pathogenesis.

Se considera que la era moderna de la medicina comenzó a mediados del siglo XIX con el advenimiento de la microbiología. Antonovsky introdujo por primera vez el término y el concepto de salutogénesis en el mundo científico hace apenas tres décadas. La idea de Antonovsky era centrarse en los recursos y la capacidad de las personas para crear salud, en lugar del enfoque clásico de los riesgos, la mala salud y la enfermedad.

La medicina y nuestros sistemas enseñan y organizan sus actividades desde la investigación médico científica hasta el reembolso de seguros sobre la patogénesis. Una nueva visión, un nuevo sistema, debe hacer lo mismo con la salutogénesis.

Hoy nos encontramos en el punto donde hablar de esto ya no suena a simple herejía o discurso antisistema. Existe un ecosistema tratando de impulsar la visión de una medicina proactiva, centrada en las personas (pacientes y cuidadores), asequible y con eficiencia impulsada por el poder tecnológico del que disponemos. 

 

Manifiesto de Mellow

Empoderando la Salud 3.0

De la mano e inspirados por expertos en Mellow, hoy debemos pasar a una medicina 3.0. Varios tienen una definición de la medicina y sus etapas, a nosotros nos gusta inspirarnos de Dr. Peter Attia en su libro Outlive

La primera era, ejemplificada por Hipócrates pero que duró casi dos mil años después de su muerte, es lo que yo llamo Medicina 1.0. Sus conclusiones se basaban en la observación directa y se apoyaban más o menos en puras conjeturas. Sus conclusiones se basaban en la observación directa y se apoyaban más o menos en puras conjeturas, algunas de las cuales eran acertadas y otras no tanto. Por ejemplo, Hipócrates abogaba por caminar para hacer ejercicio y opinaba que «en la comida se encuentra la medicina excelente; en la comida, la medicina mala», algo que sigue siendo válido. Pero gran parte de la Medicina 1.0 erró por completo, quizás el ejemplo más contundente era que las enfermedades provenían de adentro del cuerpo debido a un desequilibrio de humores. La principal contribución de Hipócrates fue la idea de que las enfermedades estaban causadas por la naturaleza y no por la acción de los dioses, como se creía hasta entonces. Sólo eso ya representó un gran paso en la dirección correcta. Por eso es difícil ser demasiado crítico con él y sus contemporáneos. Hicieron lo mejor que pudieron con lo que tenían, sin comprender la ciencia ni el método científico aún inexistentes. 

La medicina 2.0 llegó a mediados del siglo XIX con el advenimiento de la teoría germinal de la enfermedad de Louis Pasteur, que suplantó la idea de que la mayoría de las enfermedades se propagaban por «miasmas», “aire malo”, y entendimos que los microorganismos son la causa de una amplia gama de enfermedades. Los cimientos se sentaron en 1628, cuando Sir Francis Bacon articuló por primera vez lo que hoy conocemos como método científico. Esto supuso un gran cambio filosófico: se pasó de observar y adivinar a observar y, a continuación, formular una hipótesis.

En lugar de utilizar tratamientos que creían que podían funcionar, a menudo a pesar de las abundantes pruebas anecdóticas de lo contrario, los científicos y los médicos podían probar, experimentar y evaluar sistemáticamente las curas potenciales, y luego elegir las que habían funcionado mejor en los experimentos. Sin embargo, transcurrieron tres siglos entre el ensayo de Bacon y el descubrimiento de la penicilina, el verdadero parteaguas para entrar en  la Medicina 2.0.

La medicina 2.0 ha sido transformadora. Es un rasgo definitorio de nuestra civilización, una máquina de guerra científica que ha erradicado enfermedades mortales como la poliomielitis y la viruela. Sus éxitos continuaron con la contención del VIH y el sida en las décadas de 1990 y 2000, convirtiendo lo que parecía una plaga que amenazaba a toda la humanidad en una enfermedad crónica controlable. 

La medicina 2.0, coloquialmente quiere “tapar el pozo después de que se ahoga el niño”. Sistemas educativos, empresas farmaceúticas y nosotros como pacientes nos hemos ido encerrado en una jaula, una jaula de enfermedad olvidándonos de que cada individuo es distinto, que es más barato la prevención y un gran sistema de salud pública que un sistema de enfermedad. 

Y es precisamente aquí el cambio que queremos lograr, queremos dejar de ser este paciente en un tren sin control alguno y ser pacientes con control y empoderados al grado que podamos ayudar a los profesionales de la salud, a las empresas y al gobierno a cambiar el mindset. 

La medicina 3.0 no se trata de salud digital, no se trata de comer bien y hacer ejercicio, se trata de un nueva forma de ver la medicina como la práctica de preservar el estado de salud con el que nacemos. La medicina 3.0 por la que Mellow trabajará siempre, poco a poco, pero siempre; es una medicina donde el paciente tiene que ser el chofer de su propio tren. Siempre activo, y nunca pasivo. 

Recalcamos que no queremos crear una definición de la medicina 3.0, el futuro es cada vez menos definido y más fluido por ello entendemos que la velocidad en la que debemos evolucionar y capacitarnos es cada vez más acelerada.

Y claro, en Mellow, entendemos que en el centro de un ecosistema de salud el paciente es lo más importante porque todos somos pacientes y es por eso que nuestro motor es desarrollar, proteger e impulsar a los profesionales de la salud porque entre mejor estén los profesionales de la salud mejor estaremos todos como pacientes.  

En un mundo donde la salud poco a poco se irá convirtiendo en un objetivo fundamental de la sociedad, Mellow surge como un faro de esperanza y cambio. Reconocemos que la salud es la base de todo lo que valoramos en la vida: sin ella, nada es posible. 

Nuestro sueño es audaz: buscamos un mundo donde la tecnología, la salud y la educación se fusionen para llevar más allá el cuidado del cuerpo y la mente, lo que llamamos Mellowtopia.

Imaginamos un futuro en donde la sociedad viva en promedio 120 años, donde el aprendizaje y la educación sean constantes, y donde co-creemos juntos soluciones a las metas de desarrollo sostenible. 

El equipo de Mellow se compromete a respaldar esta visión mediante herramientas diseñadas con tecnología, creatividad y conocimiento. Siempre estaremos evolucionando pero empoderar y construir alrededor de bases sólidas nos ayuda y ayudará siempre.

 

Estos son nuestros pilares

  • Salutogénesis y Prevención: Abrazamos un enfoque proactivo hacia la salud, trabajando incansablemente para empoderar a las personas a mantener su bienestar, promover su longevidad, vivir con plenitud y prevenir enfermedades.
  • Sistema Educativo: Reconocemos que la educación es fundamental para nuestro propósito. Buscamos ser líderes en la propuesta e implementación de nuevos modelos formativos adaptados a la realidad social, económica, científica y profesional a la que los cuidadores de la salud se enfrentan en su día a día. Al centro de nuestro esfuerzo se encuentra el empoderamiento a través de las competencias y la comunidad de los individuos encargados de cuidar la salud de los demás. 
  • Tecnología: Utilizamos los últimos avances para mejorar la atención médica a trevés degarantizar el acceso a información de calidad. Hacemos uso de la innovación educativa para crear herramientas que permiten al profesional de la salud mantenerse al paso de los avances de la ciencia médica.
  • Normatividad: Trabajamos para mejorar las regulaciones y normativas en el campo de la salud, garantizando un entorno seguro y ético. Asumiendo que los sistemas normativos, a veces son lentos, retamos a los mismos. 

¡Bienvenido a la Mellowtopia!

La Mellowtopia es un concepto que representa la visión y la aspiración de crear un mundo en el que la salud y el bienestar sean la prioridad, y donde la tecnología, la educación y la colaboración se unan para mejorar la vida de las personas. La Mellowtopia es un ideal de sociedad en la que la salud se entiende de manera holística, abarcando aspectos físicos, mentales, emocionales, sociales, financieros y espirituales.

En la Mellowtopia, las personas se han empoderado para tomar el control de su salud y bienestar. Tienen acceso, portabilidad y custodia de su historial médico y pueden tomar decisiones informadas sobre su estilo de vida, nutrición, ejercicio y cuidados. La educación en salud es fundamental desde una edad temprana, y la prevención de enfermedades es una prioridad.

La tecnología desempeña un papel esencial en la Mellowtopia, facilitando la monitorización constante de la salud, la comunicación con profesionales médicos, el cuidado continuo, anticipado, proactivo y basado en datos de las personas y la personalización de la atención médica. Todos los datos se comparten de manera segura y se utilizan para proporcionar tratamientos y recomendaciones precisas.

 

La Mellowtopia también se enfoca en la investigación y el desarrollo de tratamientos avanzados para enfermedades crónicas y promueve la colaboración entre expertos en salud, tecnología y ciencia. El objetivo es encontrar soluciones más efectivas y menos invasivas para enfermedades.

En esta sociedad ideal, la calidad de vida es excepcional, las personas viven más tiempo y disfrutan de un envejecimiento saludable. La felicidad y el bienestar emocional son elevados, y existe una cultura de apoyo mutuo y comunidad.

Si bien la Mellowtopia puede ser un ideal aspiracional, representa una visión positiva y esperanzadora de cómo la sociedad podría evolucionar hacia un enfoque más integral y proactivo de su salud y bienestar.

Sabemos que no podemos solos, necesitamos de más instituciones aliadas y alineadas en esta visión; de más empresas y de todos los profesionales de la salud, juntos co-creemos el futuro de la salud, la Mellowtopia. 

La ciudad del futuro 2050: Mellowpolis

Nuestra primera visión

Nuestro código postal influye en determinar nuestra salud -quizá-  más que nuestra genética. Las ciudades, pueblos y formas de vivir del futuro debemos irlas cuestionando y planeando desde hoy. 

En 2050, la salud se definirá de manera holística, abarcando la salud mental, social, emocional, física, ambiental, financiera y espiritual. Revolucionaremos la atención médica al centrarse en las necesidades de las personas, capacitándose para acceder a información detallada sobre su salud y así, logren tomar decisiones informadas sobre su bienestar.

Una cobertura universal de salud nos permitirá tener acceso un sistema de salud congruente y medible, erradicando por completo las enfermedades 

La atención médica y la transformación digital, -impulsadas por data, nuevas plataformas abiertas y seguras, y tecnologías como la inteligencia artificial y la salud virtual-, promoverán la colaboración entre los actores de la industria y brindarán la atención precisa en el momento indicado y en el lugar adecuado.

Las intervenciones y tratamientos innovadores serán más precisos y eficientes, menos invasivos y más económicos. Nos enfrentaremos a los Cuatro Jinetes de la mortalidad: enfermedades cardíacas, enfermedades neurodegenerativas, cáncer y diabetes tipo 2, y buscaremos comprender y  comunicar a la sociedad los avances en el manejo y prevención más eficaz de estas causas de muerte lenta. Trabajaremos menos horas, tendremos ingresos económicos más proporcionales y seremos menos sedentarios. Haciendo que nuestras actividades en comunidad, de servicio social y con nuestros seres queridos sean aún mayor. Nuestra grandes y bastas reservas naturales nos permitirán tener acceso a recorrer áreas naturales constantemente para regresar a las ciudades recargados y animados a disfrutar una verdadera vida en comunidad.

En Mellow, creemos en el enfoque de la Medicina 3.0, donde el objetivo no es solo vivir más tiempo, sino vivir mejor durante más tiempo. Nos esforzamos por mantener la salud integral, incluyendo la cognitiva, la física y la emocional, y estamos dispuestos a abrazar el riesgo para lograrlo.

En Mellowpolis, esta visión se hará realidad, y esperamos que todos se unan a nosotros en este viaje hacia un mundo donde la salud sea la base de todo lo que valoramos, porque sin salud, no hay nada.

Ilustración de Mellowpolis - Ciudad del futuro

Mellow 2030: Nuestro primer objetivo hacia la Mellowtopia

Todos hablan de que el paciente es lo más importante en el sistema de salud, y lo es, lo somos. Pero en la Mellowtopia, repetimos que vislumbramos que para ayudar a la mayor cantidad de pacientes debemos enfocarnos en ayudar a los profesionales de la salud. Entre mejor estén los profesionales de la salud, todos estaremos mejor como pacientes. En esta historia de la salud, desde nuestra visión, el profesional de la salud es el protagonista, el héroe. 

Un héroe con pocos recursos de tiempo por una sobredemanda, con una formación dispar entre sus colegas, un héroe que por muchos es visto como solo un jugador más en el sistema, hoy notamos a muchos de estos héroes frustrados y con poco entusiasmo de trabajar hacia la Mellowtopia. Inclusive a los mismos profesionales de la salud se les ha olvidado, que también son pacientes. 

Hoy los profesionales de la salud, investigadores, enfermeros, médicos, psicólogos, nutriólogos y más viven en una precariedad laboral en un ecosistema laboral que poca atención pone sobre ellos.

En un futuro cada vez más fluido, evolucionando, el profesional de salud debería ser apoyado por todos. Los profesionales de la salud, decidieron dedicar sus carreras profesionales al cuidado y procuración de todos como su misión en la vida. 

¿No deberíamos todos agradecer y procurarlos en paralelo de crear las condiciones ideales para que existan más y mejores profesionales de la salud? 

Hoy, abril 2024, en Mellow iniciaremos a crear espacios de co-creación y discusión, y continuar desarrollando Reto como una comunidad de profesionales de la salud llevándola a ser la más grande de habla hispana. Reto es nuestro proyecto más importante. Imaginamos Reto como un gimnasio desde la visión de la antigua Grecia. Un gimnasio para profesionales de la salud como una institución dedicada a la instrucción física y espiritual, una instalación de entrenamiento para competidores en juegos de alto rendimiento como tanto exámenes y certificaciones que deben asumir los profesionales de la salud. Además los gimnasios de la antigua Grecia y Reto deben ser un lugar para socializar y encontrar grupos con los cuales se compartieran ideas.

Seguimos brindando:

  • Información de calidad a través de nuestra curación de contenido editorial.
  • Apoyo con exámenes de altas consecuencias.
  • Creamos comunidades de mentoría e impulso profesional. Creemos que 1+1=4
  • Un recordatorio constante de que todos somos pacientes en algún momento.

 

 

Ilustraación de un mundo flotante con una ciudad avanzada

Nuestro enfoque en el Profesional de la Salud 3.0 es claro. Creemos que el profesionales de la salud 3.0  debe entender su papel, valor y poder fundamental en ser un activista en pro de un sistema de salud que evolucione más allá de la medicina reactiva y la gestión de síntomas y enfermedades y logre alcanzar los ideales más elevados del cuidado de la vida al mejorar su intervalo y calidad y la promoción del acceso universal al cuidado de alto nivel. Estamos aquí para ayudar a los profesionales de la salud a crecer, no solo como expertos, sino también como pacientes y miembros de entornos y comunidades. Ofrecemos espacio, apoyo y seguridad para que puedan desempeñar con éxito su papel en esta nueva era de la atención médica.

Hoy no ayudamos tanto a los profesionales de la salud, como debemos. ¿Cómo debemos?

Ayudarlo en capacitación de negocios, de medicina 3.0, de nuevos descubrimientos, idiomas, nuevos métodos, nuevas tecnologías, y más.

Darle seguridad; social, laboral, y más.

Darle apoyo; emocional, económico, tecnológico, y más.

¿Qué opinas? ¿En qué quieres co-crear con nosotros?  Imagina que juntas una universidad de medicina, un complejo hospitalario y un espacio de desarrollo personal y de salud integral. ¿Cómo lo imaginas? 

Debemos acelerar el paso porque tú y nosotros, como pacientes, todos estamos esperando algo mejor.